Días malos en positivo

Todos hemos tenido días en los que el trainning simplemente no sale, ya sea por los ritmos, la cantidad de kilómetros o series que nos tocan en el plan. Un corredor generalmente no asimila muy bien cuando las cosas no van como se quieren, especialmente al entrenar, porque es el momento en el que te preparas para tu próximo objetivo y en el que pones tu mayor atención. Así que siempre esperamos (más cuando somos novatos) que todo vaya bajo lo planificado todo el tiempo, idealizamos mucho por decirlo de alguna manera.

Es normal que esta situación genere un poco de estrés o preocupación de cara al rendimiento del día de la carrera. Sin embargo nuestro mejor consejo es que siempre vean el lado positivo del running, todas las experiencias buenas y malas nos convierten en mejores atletas. Podemos decir que el principal factor que afecta nuestro rendimiento es la fatiga, nosotros los atletas recreativos debemos trabajar, estudiar, cumplir con los compromisos familiares y sociales, sumado a eso hay que organizar la agenda para sumar kilómetros. Es totalmente normal que nuestro cuerpo no esté al 100% siempre. Debemos aceptar que esto no solamente nos pasará 1 o 2 veces, será muy frecuente, especialmente si tenemos en el calendario una carrera de larga distancia como 21 o 42 kilómetros en la que sumaremos una cantidad considerable de kilómetros, fatiga muscular y mental.

La mejor manera de ver el lado positivo de estos días es reconocer que si somos corredores disciplinados, saldremos diariamente a dar nuestro mayor esfuerzo, lo que significa que los síntomas de fatiga son sinónimo de que procuramos cumplir al 100% con la rutina y es la actitud correcta para competir, tal vez es un aspecto al que no le demos importancia, pero una buena actitud en competencia define mucho el resultado de semanas de entrenamiento. Además generalmente los planes de entrenamiento para largas distancias tienen semanas donde la intensidad y las cargas suben, ya que por meses consecutivos estaremos ganando resistencia y fortaleza mental, toda esta acumulación de kilómetros se refleja en algún momento. Sin embargo con un poco de paciencia llega la última semana antes de competir, donde bajan las cargas y descansamos más, de cumplir esto correctamente, nuestro cuerpo tomará un merecido descanso y con seguridad correremos fuerte el día del evento. Así que sabiendo esto el cansancio será más llevadero.

Acá les dejamos algunas palabras de Abdi Nageeye, atleta élite del NN Team, donde el corredor manifiesta que no todos los días se está al 100% y en algunas ocasiones se puede ir detrás del pelotón junto a algún compañero que esté fatigado, por lo que el trabajo en equipo es una buena opción para lidiar con los días malos.

 

Please follow and like us:
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
× Chat