El Valle Ultra

Jonathann Castro, ultramaratonista de Trail, nos cuenta su experiencia recorriendo la ruta de 50 kilómetros en el pasado Valle Ultra 2018.

En la línea de salida vi caras conocidas, Joel, Chemi, Iñaki, Tao, Jorge, Coto y unos cuantos más. Y ahí estaba, aspirando buena vibra, jugando a ser fuerte. Apenas era la primera loma entre el km 2-3, y cada quien empezaba a pelear su espacio personal.  Nunca presté atención a cuantos corredores llevaba adelante, calculaba que eran como 3 ó 4.

Extremo izquierdo, short verde, camiseta blanca, nuestro amigo Jonathann Castro, autor de este post.

Yo solo sabía que estaba en el top 10 y es que tampoco éramos muchos si les soy honesto.  En la montaña hay que cuidar bien las pisadas, así que volteo para tomar una foto mental del paisaje, pero además veo a un compañero sentado tomando un aire… le silbé a mi amigo Coto que justo iba pasando por donde él estaba, le pregunta si todo estaba bien, le responde que sí, se pone de pie y continúa.

La carrera se pone buena cuando entre todos nos cuidamos. En el Km 6 aproximadamente, Néstor estrenándose como ultra maratonista viene conmigo ya que no conocía la ruta, estaba a gusto de tener compañía, y a pocos metros de él, un Sr de camisa naranja (Andy), el mismo que antes estaba sentado ahora dando la pelea.

En el primer punto de hidratación Néstor preguntó de cual posición íbamos, y nos contestaron que solo teníamos a 2 kenianos adelante. Escéptico yo decía, no lo creo, me parece que tenemos más personas adelante, así que le dije que estuviese pendiente de las marcas rosadas en las piedras o árboles, que eso nos iba a mantener en el trayecto.

Ruta del Trail

Solo un par de bifurcaciones no estaban muy claras, así que regresaba mi vista, levantaba mi mano y le decía “por aquí”; Andy nos adelantaría en un semiplano, y 50mts mas adelante cuando la bajada se posó difícil, retomé mi posición delante de él.

En la bajada me tocó dejarlo atrás por pura inercia, y más adelante lo esperé 1 minuto en donde no había señalización, no llegó y continué. Estuve solo otro punto de hidratación donde alguien me dijo “vas tercero”, sonrío cargo agua y prosigo. Km 12 aproximadamente y justo antes de la silla confundí mi camino para atacar dicha montaña. Me he perdido unos 300mts y regreso para tratar de retomarlo. busco rodear una pequeña loma, pero no consigo las marcas, corro otros 100mts y nada. ¡Sigo caminando para tomar la ruta que me pone de nuevo a competir y de la nada sale Andy, me grita a unos metros “es por aquí!” … ¡Gracias!.

En ese instante, por su acción, ya era un ganador. Empezó la silla señores, mi fuerte, muy a lo lejos casi al tope veo a los buenos amigos de áfrica, yo apenas en la falda de esa montaña. El sol se elevó y yo solo imaginaba que era el mismo cerro donde corría cuando era niño. Volteo para vigilar al señor de camisa naranja, y no lo veo ni cerca, bajé y regresé unos pocos metros y lo vi sentado nuevamente, silbé y levanté mi pulgar para verificar si estaba bien, me hizo una seña de que todo estaba en orden, y continué mi ascenso. Ahí me sentía ganador yo, y no lo subestimé, aún faltaban 35 kilómetros de carrera, podía alcanzarme en cualquier momento. Ya en el tope de la silla le puse furia a mi descenso, el avioncito se hizo presente, paré poco en los siguientes 2 puntos de control, comí solo 1 puñado de maní salteado, papitas, media Coca-Cola. continué y de la nada llegué a la meta para completar 1 vuelta de 2.

Con acento del sur del continente escucho a un narrador decir mi tiempo, suelto mi camelback cerca de algunos que gritan mi nombre, me cambio las medias, el short, la franela, me despido con beso de mi novia y prosigo. En los siguientes kilómetros me recuerdo a mí mismo que debo comer, así que esperé hasta el km30 aproximadamente para tragarme una bolsita de maní, y es ahí que me di cuenta que no era suficiente, empecé a sentir sueño, y a pesar de estar trotando mis pulsaciones eran bajas, empecé a cantar para entretener al cerebro mientras llegaba al punto de comida. “No importa si vas lento… NO pares en las subidas, se descansa corriendo en bajada”, esa sensación de sueño empezó a ser mareo, incluso bostezaba.

Empinadas cuestas en el circuito de dos vueltas de 25k

Alcancé a una persona de los corredores de 25km, pensé que podría aprovechar su compañía pero yo debía mantener mi paso así que tuve que dejarlo atrás. ¿Comparado a la 1era vuelta, habia disminuido muchísimo mi paso y quería sentarme, nunca me he desmayado y pensé que sería la primera vez, pero vaya manera… en la montaña?… mejor no. Me espabilé un rato debido a una araña mona que me pasó muy cerca del pie, tanto que casi la piso, se movió bien rápido y se posó a un lado del angosto camino, fotografía mental y seguí andando.

Nuevamente llegué a la silla, ese cerro imponente, “no sé cómo voy a subirla con este malestar”; de la nada vi a una 4 o 5 personas sonriendo y poniéndole ganas a sus 25km, alguien dijo:

– ¿Cómo te sientes?

– para serles honesto, mal… ¿tendrán algo que me puedan brindar?

– por supuesto!, ¿qué quieres? (sacaron manzana, distintas galletas y snacks)

Ahí supe que, por sus acciones, una vez más, los Trail Runners somos personas bondadosas… y ellos son unos ganadores. No sé cuántas veces dije la palabra “Gracias” débil y sin aliento. Solo cogí una galleta y una manzana, tampoco quería dejarlos a ellos sin comida. Y subí consciente que eso sería gasolina suficiente para llegar al puesto de snacks.

¡Debido a mi bajo rendimiento Néstor que iba de 5to la última vez que lo supe, ahora me pasaba quedando de 3ero, e igual lo alenté “vamos viejo!”. Realmente no le di importancia, hay cosas más importantes que un podio, disfrutar de la vista en la cima, o ayudarnos los unos a los otros. Bajé la silla por la cara este, y trotando alcancé a unos compañeros de cutarras que no dudaron en alentarme. Seguí mi descenso otro kilometro y llegué al PC de snacks como si se hubiesen abierto las puertas del cielo. Me tambaleaba, 4 vasos de coca cola, 4 puñados de nueces mixtas saladas y dulces; y llegó un efecto como si la espinaca de Popeye subiera por mis piernas.

– El que va de 3ero acaba de salir, lo debes tener a menos de 5 minutos decía uno de los voluntarios.

– Lo sé, el me pasó subiendo la silla… pero yo estaba al punto del desmayo, no quería arriesgarme a alcanzarlo. Respondí.

Creo que estuve 5 minutos ahí… y sentí como poco a poco ese montón de glucosa empezaba a afectarme en positivo. Uno de los voluntarios me echó de ahí de buena manera:

– Mejor le vas dando para que no te oxides aquí y así tratas de alcanzar al que tienes delante.

Sonreímos todos, incluí mi agradecimiento; cogí un último vasito de Coca-Cola, y un puñado de nueces que fui devorando en los próximos metros.

Empecé a trotar ojeando hacia atrás pensando que Andy o Coto podrían alcanzarme, siendo mejores que yo en plano. pasaron 2 km de asfalto y de nuevo entré al bosque de los berreales para salir a matahogado, y darle fuerte el resto de los kilómetros, había vuelto a la vida e iba veloz… cada vez que pasaba a un corredor de 25k me daban ánimos y eso era un empuje… Ya solo faltaban como 3 kilómetros y mi velocidad aumentaba como “pedrada ´e loco”. A lo lejos veo hombre achinado, le alcanzo para ver que era Víctor, en los 25k sufriendo por el sol, la mitad de mi agua aún estaba fría, la vacié en su espalda me dio gracias y le dije que solo faltaba 1 kilómetro. mis zancadas eran largas otra vez, los pies empezaban a pasar factura, pero ya la meta estaba ahí… El avioncito aterrizó y crucé con emoción. Recibí muchas felicitaciones por un 4to lugar que parecía 2do, ya que competir contra 2 kenianos, además de ser un honor es algo respetable. Ellos siempre estuvieron adelante pero nunca dejé de visualizar que podría encontrármelos de alguna manera en el trayecto. Llegué a 6 minutos del 3ero, y pasó casi una hora para que llegara el 5to. Agradecí a la montaña por traerme de regreso y con nostalgia calmé mi agitada respiración. Próximo reto… gran cruzada Volcán.


Acá pueden seguir las competencias de Jonathann Castro

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

English Version »
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
Chat